Micropigmentación

MICROPIGMENTACIÓN

La Micropigmentación consiste en la implantación a nivel epidérmico de forma totalmente inocua de pigmentos. La técnica se realiza con un aparato denominado dermógrafo, provisto de microagujas. Dependiendo de la zona a tratar y del efecto deseado, se selecciona el tipo de aguja, se regula la percusión de la misma, se determina la inclinación del dermógrafo y se realizan determinadas maniobras. Para conseguir un buen resultado, es imprescindible tener los conocimientos adecuados, tanto de las técnicas de trabajo en sí, como de visajismo.

No hay que olvidad que en la actualidad, el objetivo principal de la Micropigmentación no es sustituir al maquillaje, sino embellecer y armonizar las facciones, realzando cejas, ojos y labios. Esto permite presentar un buen aspecto durante todo el día sin necesitad de realizar retoques en el maquillaje constantemente.

 

En los últimos años, la Micropigmentación no ha dejado de evolucionar y cada vez se demandan más “Técnicas Avanzadas”, como camuflar ojeras, crear rubor, efecto volumen en “Labios 3D”o sombrear los párpados con el método “Smoked Eyes”…

Pero la Micropigmentación no se limita únicamente al rostro, existen otras posibilidades denominadas “Paramédicas” donde se busca la corrección y camuflaje de pequeñas anomalías en la piel o cuero cabelludo, areolas, cicatrices, alopecia, vitíligo, etc.